APPLE IWATCH Y EL TSUNAMI SMARTWATCH .



He dejado de lado el tema de los smartwatches porque he tenido la sensación de que todo lo relativo a estos ¿relojes? estaba como en suspenso, en tensa calma, en standby... Justo como cuando las aguas se retiran varios cientos de metros antes de un tsunami.

Parece que todo el mercado esta a la expectativa de ver, palpar, conocer al fin hasta los detalles más pequeños del futuro iWatch. Han circulado infinidad de recreaciones de cómo puede ser, se han escrito enciclopedias acerca de lo que podría llegar a hacer, se ha especulado con su precio...

Hace meses anunciábamos en el blog la inminencia de su lanzamiento... pero el asunto se retrasó. Ahora parece que es el momento en el que la empresa de Cupertino desvele al mundo su último gadget (se habla de Septiembre). Puede que cuando se publique esta entrada ya se haya presentado (sucede que suelo prepararlas con algunos días de antelación y ahora mismo me coje de vacaciones...).

Yo no se si todo pudiera ser una estrategia comercial: la de llevar hasta el infinito la expectación por el nuevo producto o incluso la de incitar a la competencia a adelantarse y mostrar sus cartas (algo así como sucede el la F1: amagar con entrada a boxes y continuar en pista en el último instante). O puede suceder que el desarrollo del iWatch haya sido uno de los procesos más tortuosos y técnicamente más complejos al que haya tenido que hacer frente Apple.

En fin, todos estos retrasos han desembocado en que circulen infinidad de recreaciones en la red. ¿Unos ejemplos?:
















Podría continuar aportando imágenes hasta... "el infinito y más allá".
Un rumor muy insistente asegura que al fin lo veremos el día 9 de Septiembre (pasado mañana), cuando Apple presentará también, al parecer, el iPhone6 ("la parejita perfecta" podría ser un eslogan...).


Y parece que Apple apuesta fuerte, ya que hace no demasiadas fechas fichó nada menos que al director de ventas de Tag Heuer, Patrick Pruniaux, que abandonó su puesto en la firma suiza y aceptó la oferta de los norteamericanos. 






Pero la cuestión es... ¿cómo vamos a reaccionar los aficionados a este tipo de relojes?. ¿Con qué funciones nos van a "enganchar"?. Porque del futuro iWatch dicen que podrá hacer unas cuantas cosas que a mi como aficionado... me dejan indiferente. Controlar mi frecuencia cardiaca y otros parámetros como el consumo de calorías, la calidad del sueño o los pasos caminados... no es lo que espero de un dispositivo de muñeca (aunque no niego que tenga utilidad en otros campos como la medicina o el deporte). Aumentar mi dependencia de información externa muchas veces pueril y distraer mi atención...tampoco. Y consultar la hora en un dispositivo electrónico puedo hacerlo perfectamente en un G Shock (con la ventaja de que podría hacerlo funcionar bajo el agua, en el desierto a 50ºC de temperatura o en un glaciar a -20ºC)... por cierto, cosas que tampoco hago habitualmente.






No obstante, los aficionados debemos tener una cosa bien clara. Estos dispositivos barrerán a los relojes convencionales (si su batería lo permite). Sin tardar mucho, sus funciones y posibilidades serán tantas que el 90% de la población sustituirá sus viejos relojes por ellos. A este respecto hay multitud de opiniones (a favor y en contra de este escenario). Puede que acierte... o no, sólo es una intuición.

Pienso que ahora estamos en ese momento previo al tsunami (creo que el iWatch dictará desde el punto de vista histórico ese momento) que será mucho más devastador que la crisis del cuarzo de los setenta para las firmas relojeras tradicionales. Como entonces, algunas se adaptarán y podrán competir con Samsung, Sony o Apple... y otras no y posiblemente desaparezcan. ¿Veremos modelos de firmas top con funciones smartwatch y JLC Reversos con un módulo automático y un smartwatch al dorso?...tal vez. 






¿Compraré un iWatch o similar?. No lo se, pudiera ser... Como aficionado me tentaría, quizás, un reloj polivalente, altamente resistente, sumergible, fabricado en un material ligero sometido a procesos de endurecimiento (similares al TEGIMENT de Sinn o el DAMESTO coating de Damasko) cuyas funciones condensen en distintos diplay's todo lo que uno puede desear en un reloj "herramienta" o "intrumento". ¿Ejemplos?.

- una "pantalla" con función GMT de apariencia exactamente igual a la de un reloj analógico.

- un click y pasar a un juego de reglas de cálculo dispuestas del mismo modo que en un Breitling Navitimer.

- otro click y que aparezca en la pantalla la "función G Shock" con casi todo lo que puede medir uno de estos Casio en lo relativo al entorno (temperatura, barómetro, altímetro... y suma y sigue).

- ¿cambiamos de display?: un sencillo y elegante "solo hora"...


Sinceramente, como aficionado, no me interesa llevar un ordenador en la muñeca para que me avise de que tengo un email o un whatsapp. Lo quiero para que me ofrezca en un sólo dispositivo todo lo que puede sensar un reloj "instrumento" y que es imposible desenvolver con un movimiento automático o un cuarzo. 

Ahora bien, ¿qué le importarán a Apple o Samsung una minoría de posibles compradores aficionados a los relojes de toda la vida?. Exactamente un pimiento. Ese será, tal vez, el mercado reservado a las futuras Sinn, Breitling, Omega, Tag Heuer e incluso Rolex... y tantas otras... si consiguen adaptarse. 

Aunque esto sólo es una opinión personal que perfectamente pueda no cumplirse nunca. Lo veremos, o como suele decirse... que lo podamos contar.







Como siempre, os recuerdo que si Tiempo Dinámico os resulta de ayuda, sólo tenéis que suscribiros al blog para recibir aviso inmediato de la publicación de cada nueva entrada.
En el lateral derecho de la página general encontraréis el desplegable con los botones "+1" y "subscribe". 
Justo al final de esta entrada, el botón "+1".
También podéis twittear o compartir en Facebook la entrada. 


Comentarios

  1. Hay un factor diferencial: el aprecio. De momento no es un reloj, es un ordenador que se pone en la muñeca. Para ganarse la acepción de reloj tiene que existir un cariño, una emoción que los "gadgets" no nos han transmitido (afortunadamente) hasta ahora.

    Cuando el móvil-Tablet-portátil-cámara se queda obsoleto, se estropea o no le dura la batería, simplemente lo desechamos porque sabemos que cumplió su función como instrumento. ¿A un reloj le hacemos esto? ¿Tiraré mi querido Mako cuando éste no funcione correctamente? No.

    Por ello, creo que es esta la bala que le queda por jugar a las marcas de relojes. El día que sintamos aprecio por un iWatch, el día que heredemos uno, el día que sintamos un vínculo especial sin depender que haya quedado obsoleto...estaremos jodidos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo y disculpa por la tardanza en responder. Presentado el día 9... yo creo que va a arrasar. Respecto a lo que afirmas, todo perfecto... pero desde el punto de vista del aficionado... es decir, un 0,5% de la población (siendo optimista). Para el 99,5% restante... nada como un iWatch (o similar). Un dispositivo que cada vez nos permitirá hacer más cosas, enredar aún más o incluso tener inmediatamente accesibles algunas aplicaciones interesantes. Yo creo que va a ser la revolución de aquí a cinco años....

      Saludos.

      Eliminar
    2. Reloj, según la RAE:

      1. m. Máquina dotada de movimiento uniforme, que sirve para medir el tiempo o dividir el día en horas, minutos y segundos. Un peso, un muelle o una pila producen, por lo común, el movimiento, que se regula con un péndulo o un volante, y se transmite a las manecillas por medio de varias ruedas dentadas. Según sus dimensiones, colocación o uso, así el reloj se denomina de torre, de pared, de sobremesa, de bolsillo, de muñeca, etc.

      El tema se bifurca. No se trata qué haga, sino en dónde se lleve. Allá por principios del siglo XX cuándo Cartier inventó el reloj de muñeca, dejó en desuso a los de bolsillo. Ganó la practicidad, pero en ambos casos tenías un reloj. Aquí lo que pasa es que un ordenador va a ocupar el sitio de un reloj de pulsera, pero no va a ser un reloj. A los móviles ya no les llamamos teléfonos, ya que esa ha dejado de ser su función principal.

      Quiero recordar (y perdóname la osadía) el título de este blog: TIEMPO DINÁMICO. Título que nos evoca un segundero trotando, a una minutera paciente, a un tic tac tic continuo. El día que hables en este blog de los semiconductores de silicio, de gigas, de nanopantallas de grafeno... estaremos jodidos. Jeje.

      Un saludo.

      Eliminar
    3. Ummm, creo que no tenemos que ver el asunto desde el prisma del aficionado nostálgico (y no me refiero a tí sólo, sino a ambos). Los tiempos cambian, los objetos evolucionan, poco a poco se modifica lo que nos rodea...
      Hoy estuve hablando de este asunto con mi hija de 13 años. Se ha enterado del lanzamiento del aparatito y enseguida me ha pedido uno (lo lleva claro, de momento...).
      ¿Porqué lo quieres?. Porque hace muchas más cosas que un reloj normal, me ha respondido. Lo ha asociado de inmediato a un reloj... no a un ordenador de muñeca como tratamos de hacer ver nosotros.
      ¿No prefieres un reloj automático... o uno de carga solar... un EcoDrive?, le he respondido tratando de introducir algún elemento tecnológico e incluso esgrimiendo la defensa del medio ambiente. Aunque ha dudado, me ha vuelto a responder que el Apple Watch la tienta mucho... puede hacer muchas más cosas...
      Tu y yo no tenemos su edad. El mismo año que yo nací, Seiko lanzaba (casi pasando desapercibida) el primer reloj de cuarzo. En la década siguiente ya sabes lo que ocurrió.
      Mi impresión es que en este pequeño asunto estamos repitiendo la historia. Creo que cuando el Apple Watch (o cualquier otro smartwatch) pueda cargarse de manera continua mediante la luz solar (del modo que lo hace un EcoDrive)... fin de la historia. Tu y yo continuaremos con nuestros automáticos y muchos otros se incorporarán a la afición desde nuiestro punto de vista... pero la inmensa mayoría de los que nos rodeen utilizarán el Apple Watch 6, 8 o sucesivos. Incluso nosotros mismos caeremos en la tentación. ¿Recuerdas los primeros móviles?. Yo no les veía absolutamente ninguna utilidad y me parecían ridículos. Y ahora ¿tú o yo nos vemos sin móvil?.
      No se, a lo mejor estoy equivocado, pero como decía en una entrada anterior... que pueda contarlo y tragarme mis palabras.

      Un placer leerte y tu comentario, una aportación al blog que aprecio mucho.

      Un saludo.

      Eliminar
    4. Sí, admito que no soy objetivo en este tema ni lo quiero ser. Que el progreso, marketing y la sobreinformación hablen por sí solos.

      Un placer debatir sobre algo banal y a la vez no tanto.

      Eliminar
  2. Puestos a especular, también llegará el día en que el Mako ofrezca las mismas posibilidades de un Apple watch, o dicho de otra forma, que los Apple watch adopten la forma de un mako de un citizen nighthawk o de un orient bambino, la progresiva miniaturización lo debe hacer posible.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

CINCO DE LOS MEJORES RELOJES DIVERS POR DEBAJO DE 1.200 EUROS. PREPARÁNDONOS PARA EL VERANO.

RELOJES QUE LUCEN COMO ANTORCHAS

CREPAS TORNADO. REVISION E IMPRESIONES.