Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2018

CREPAS PLONGEUR.

Imagen
A nuestro amigo T. Lex, gurú de Oceanictime (os suena el blog, ¿verdad?) le encantan los Crepas, tal y como confiesa en su entrada acerca del último modelo de la firma española, el Plongeur, recientemente publicada.

Yo también adoro los Crepas. Tanto, que tengo en mi caja cuatro "anuales" (la compañía asigna esta denominación a un solo reloj cada año) y una "colaboración" (el Loggerhead analizado con detalle hace muy poco en el blog, diseñado mano a mano con el grupo de Facebook Diver's Watches). Todos ellos han sido revisados físicamente, con pelos y señales, en este blog. Hoy trabajo exclusivamente sobre las imágenes ofrecidas por Crepas del nuevo Plongeur, el séptimo "anual", y, sin querer ser pretencioso, lo voy a hacer, por una vez, mejor que Mr. T. Lex.





Lo primero que he de comentar acerca del nuevo modelo es que, en mi opinión, representa el primer paso hacia un cambio de orientación de lo que ofrece y representa Crepas. Oceanictime (y otros port…

TISSOT SEASTAR 1000.

Imagen
El mercado de segunda mano representa, en ocasiones, una excelente oportunidad para adquirir relojes con tarifas de otras épocas... Obviamente no modelos cuya cotización, por su escasez, rareza u otros motivos, hayan multiplicado su precio. Pero sí, a veces, para obtener en buenas condiciones lo mismo que se vende en la actualidad, pero por la mitad de precio...

E incluso, si se afina, se pueden conseguir relojes que, quizás dentro de unos años, se puedan considerar clásicos (no me atrevo a decir icónicos). Yo creo que un buen ejemplo es este Tissot Seastar 1000 que viene hoy de visita al blog, desde Canadá.





La familia Seastar está presente en el catálogo de Tissot desde hace décadas y siempre, casi sin excepción, ha dado nombre a aquellos relojes "resistentes al agua" de la firma helvética, quizás una de las de mayor tradición de la industria relojera suiza. No recuerdo dónde leí que Tissot "es la firma de relojes que aman los suizos". Yo reconozco que es una de las…

TIMEX MARLIN AUTOMATIC.

Imagen
Hasta la fecha no había demasiados relojes en el mercado que militasen en la categoría de "automático de vestir ultra-asequible" con sólidos fundamentos técnicos y estéticos. La referencia, probablemente, era el Orient Bambino. 

El rango de los 200 euros para los automáticos es, hoy en día, el escalón más básico. No es una cantidad despreciable, pero es mercado de los automáticos arranca (más o menos) en esa cantidad. Desde hace muy pocas fechas hay un nuevo competidor: el Timex Marlin Automatic 40mm...





Puro años cincuenta, limpio en sus líneas, sencillo en su diseño, cuidado en sus acabados...se acaba de convertir en competidor directo del afamado Orient Bambino. Y, como os comentaba, con excelentes argumentos.

Hace unos meses, Timex decidía reeditar alguno de sus más icónicos relojes y ofrecía el Marlin de carga manual, con 34 mm de diámetro. Aunque la tendencia de un tiempo para acá es la del "downsizing" para casi todos los estilos de reloj, 34 mm están muy muy ab…

CREPAS LOGGERHEAD. REVISIÓN.

Imagen
Hoy viene al blog el último Crepas comercializado, diseñado mano a mano con el grupo de Facebook Diver's Watches (DW) y que, vaya por adelantado, ha satisfecho con creces las expectativas creadas en dicho grupo, el mayor que reúne a aficionados de los relojes de buceo en esa red social.

Cuando analizamos los renders, adelantábamos el enfoque más "comercial" de este modelo de Crepas, orientado a recibir una mayoritaria aceptación por los entusiastas de este tipo de relojes y no sólo por aquellos que gustan de los divers de época. Aún así descubriremos que también hay algunos guiños para ellos.





Esta vez no hay un modelo de los años sesenta o setenta en el que inspirarse y por ello nos ahorraremos las referencias históricas. Como concepto general, sólo comentaremos que, de existir, las coincidencias tenderán más hacia los Doxa clásicos.

Y el primero de los guiños a los que hacíamos referencia, enfocados a convencer a la parroquia tradicional de Crepas, es la propia sensación d…