CASIO G SHOCK GMW B5000.



He leído no pocas veces, y como yo casi todos los aficionados, que una colección de relojes no es tal si no incorpora un Casio G Shock. ¿Sería eso mismo aplicable a un blog de relojes? Por si acaso, vamos a subsanar hoy mismo ese posible problema.

Efectivamente, el primer G Shock del blog va a ser especial no precisamente (o sólo) por eso, sino más bien porque está trastornando y desvelando a un buen número de fanáticos de los Gs (entre los cuales, de momento, no me encuentro, aunque quizás este nuevo modelo cambie mis impresiones).





A ver, lo reconozco. Los G Shock, en su mayor parte, nunca han sido relojes por los que haya sentido una irresistible atracción. Curiosamente, bien puede decirse que soy fanático de los relojes técnicos y ultrarresistentes (ambos buenos calificativos para los Gs) pero siempre me echó para atrás el aspecto estético de estos ubícuos y universales Casio, vendidos por decenas de millones de unidades.

Voluminosos, angulosos, plagados de funciones y con una caja de resina perfecta para un maltrato intensivo, pero hasta cierto punto "basta". ¿La solución (para mí)? Pues parece que el icónico "5000" con traje de acero...





Por lo que he podido leer en blogs y portales, los fans de los Gs andan como locos esperando la comercialización de estos dos nuevos modelos. Parece que serán oficialmente presentados en Baselworld 2018, en fechas inminentes. También he leído por aquí y por allá que los relojes de cuarzo "están muertos y enterrados" por causa de los smartwatches. Viendo estos nuevos Casio la verdad es que no lo tengo tan claro...

¡Si hasta he tenido que refrescar mis conocimientos acerca de la historia de los Gs! Recordaba vagamente que su diseñador, el ingeniero Kikuo Ibe, de manera conceptual, "empotró" una pantalla LCD en una pelota de goma y se dedicó a lanzarla cientos de veces desde el tercer piso del cuartel general de Casio, hasta "afinar" un poco más (no mucho) el diseño, y arrasar al mercado con el DW5000C en 1983. Como homenaje, una imagen...






Podemos jugar al juego de las similitudes, pero vamos a dar por bueno que, al menos de un primer golpe de vista, lo que nos ofrece Casio ahora con los nuevos GMW 5000 es en esencia el mismo reloj icónico, pero bellamente forrado de acero.

Sí, forrado, al parecer. No se trata de una caja de acero, sino de una "armadura" de acero, incluida la tapa posterior, en cuyo interior se aloja un cuerpo de resina que envuelve a otra pieza de metal que aloja el movimiento y órganos del reloj. Es como un juego de muñecas rusas, y es así para mantener las condiciones de "indestructibilidad" de todos los Gs...





Más datos... 49,3x43,2 mm sus dimensiones de caja, con una altura de 13 mm. 200 metros WR. Un pasador metálico mastodóntico entre el brazalete y el cuerpo de resina (posiblemente resistente al arrancamiento de una extremidad de su dueño)...

¿Funciones? He tenido que hacer un corta-pega, porque para ser sincero, no son mi fuerte:

"La típica tecnología G-Shock con cronómetro mundial, centésimas de segundo/segundo, calendario perpetuo, alarmas diarias, etc. está aderezada con carga Tough Solar; la autonomía es de aproximadamente 22 meses después de la carga completa. Sincronización automática de tiempo de referencia de Multi Band 6 para el cronometraje de precisión atómica (sincronizado hasta 6 veces por día, 5 veces por día en China), así como conectividad de baja energía Bluetooth 4.1 con una distancia de comunicación de aproximadamente 2 metros.

La conectividad Bluetooth permite el uso de la aplicación "G-Shock Connected" disponible en dispositivos Apple y Android. Esto permite una comunicación bidireccional: puede configurar su reloj a través de la aplicación para 300 ciudades diferentes cuando viaja, así como para alarmas o sincronizarlo para mayor precisión. Con el reloj puede encontrar su teléfono, así como crear registros: el teléfono marcará la hora y la ubicación y puede editarlos más tarde".







Casi todas esas funciones del corta-pega me suenan a chino mandarín (o mejor, japonés) excepto las más habituales de función crono o calendario perpetuo. Así que, no siendo esas características lo que me atraen del reloj, algo debe tener para que despierte mi interés. Como siempre... el aspecto y la estética.

Efectivamente, al menos en imágenes, estos nuevos GMW B5000 conservan la inconfundible e icónica silueta del primer G Shock, que precisamente es uno de los más "razonables", con una armadura de acero aparentemente muy bien trabajada en el mecanizado de sus superficies pulidas y cepilladas. Además mi sensación es que puede tratarse de relojes aún más resistentes, si cabe, que los convencionales Gs con caja de resina...





Como se ha comentado, los fanáticos de los G Shock esperan a Baselworld 2018 como el trascendental momento que confirmará su lanzamiento al mercado, con vía libre para la adquisición a partir del 13 de Abril. No está claro si serán una edición limitada o JDM ("japan domestic market") pero ya se conocen aproximadamente sus precios: 600 USD para el modelo acero y 700USD para los IP coated gold. 





Como siempre, os recuerdo que si Tiempo Dinámico os resulta de ayuda, sólo tenéis que suscribiros al blog para recibir aviso inmediato de la publicación de cada nueva entrada.



Comentarios

  1. ¿Arrasar el mercado con el DW 5000C? El DW-5000C fue todo un fracaso, se fabricaron pocas unidades y se vendió muy mal, lo mismo pasó con el segundo modelo lanzado, el WW-5100C que fue un fracaso aún mayor.
    No fue hasta el lanzamiento DW-5200C cuando la gama G-Shock comenzó a despegar pero nada de arrasar sino más bien bastante tímidamente, este modelo se considera que fue el que salvó a la saga de la desaparición y por eso se le conoce con el sobrenombre de "hero".

    Por cierto, todos estos primeros G-Shock no tenían la caja de resina sino de acero, la resina vino en los 90 con el DW-5900C como primer G-Shock en emplear una caja con este material.

    Antes de ponerse a escribir una entrada sobre los G-Shock o sobre cualquier otra cosa igual conviene dedicar antes aunque sólo sea cinco minutos a intentar documentarse un poco para no cometer errores tan de bulto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roberto.
      Muchas gracias por las puntualizaciones .
      Quizás no me explicase bien en la entrada. Con arrasar me refería más bien al éxito tras 35 años de trayectoria, uno de los mayores de la relojería moderna.
      Verás, esto que lees, este blog, es el trabajo exclusivo de una persona, quien escribe, un aficionado como tantos otros, frente a un mundo, el de la relojería, muy extenso. Baste comentar, por poner un ejemplo, que la familia GShock dispone de su propio subforo en portales tan potentes como Relojes Especiales.
      A lo largo de más de cinco años y unas 680 entradas, este comentario tuyo ha sido el primero de carácter crítico que ha recibido el blog. Más que molestar, al contrario, se agradece. Tanto los lectores como yo hemos aprendido y yo personalmente, he entendido que me resta mucho de conocer acerca de los Casio Gs.
      Además, quiero que sepas que el blog no es ni mucho menos un espacio cerrado. Así que, puesto que tú andas mucho mas fino que yo en este tema, te invito a escribir una entrada al respecto, para publicarla en Tiempo Dinámico. Para mí sería un placer, y seguramente también para todos los que siguen el blog. Simplemente, si te apetece, utiliza el correo del blog para contactar: tiempodinamicoblog@gmail.com
      Un saludo y muchas gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Algo que he podido encontrar, en palabras del propio Kikuo Ibe, acerca de cómo halló la clave para desarrollar los Gs:

    “For me the story of G-Shock is one of dreams and challenges. My first dream was the challenge of building a very tough watch … years ago on my way to work I dropped a rather precious watch that had been a gift from my father. It broke into many pieces. Of course, this watch was not Casio. At the time, it was felt that a watch should be treated with care, so I decided to develop a tough watch that would not break even if it was dropped. This was the beginning of G-Shock. At that time, there was a kind of slim case competition in the watch industry, so I decided to test my dream in a secret place. The secret place was a restroom in our R&D building. I took a standard metal case, found some rubber protection, and threw it from the second floor window. Using rubber to make the size of a ball, it worked. The size, oh shock! So next I started to develop a shock-resistance structure consisting of five steps to protect the engine. By having five steps to absorb the shock and protect the engine, the total size of the watch could be reduced dramatically. But in the engine itself some of the electronic parts would break and even after reinforcing some parts, other parts would start to break. I tested everything I could think of! No turn was left unturned. Never give up! Even when faced by the biggest problem. This is my principle. And then one day in the park I watched a little girl playing with a ball. I watched the ball bounce and imagined the ball containing a floating watch engine. Suddenly the solution was obvious. I came up with the idea to float the watch engine. Finally we could develop G-Shock, a shock absorbing structure with five steps and an engine floating structure with point contacts. My dream became a reality in 1983.”

    ResponderEliminar
  3. Soy y seré por siempre de Casio porque para mí es mucho más que un reloj es un icono es el símbolo de una época aunque me pasa algo parecido a ti los g-shock no son para mí YO SOY MÁS DE F-91W o A-158W Es lo que tiene ser pobre!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

CINCO DE LOS MEJORES RELOJES DIVERS POR DEBAJO DE 1.200 EUROS. PREPARÁNDONOS PARA EL VERANO.

RELOJES QUE LUCEN COMO ANTORCHAS

LONGINES HYDROCONQUEST 2018 (SOLO HORA).