HABRING2 ERWIN.



Para dar cierta continuidad a mi intención de incorporar nuevos "puntos de vista" al blog (aunque sensiblemente más costosos), creo que el reloj que presentamos es esta entrada es un muy buen candidato.

Una compañía prácticamente desconocida en España excepto quizás para los aficionados más interesados por las pequeñas firmas con capacidad manufactura, pero que ya cuenta en su haber nada menos que con dos premios en el prestigioso Gran Prix D'Horlogerie de Ginebra (GPHG). Y tal vez, el nuevo Erwing, según se comenta, pueda dar continuidad a esa trayectoria de éxitos...





María y Richard Habring han llevado, en tan sólo unos años, a la cima de las firmas independientes a Habring2 gracias a un modelo de negocio opuesto al de la mayoría de las microfirmas. El de las complicaciones poco comunes y los precios acordes a ellas, empaquetado todo ello en materiales y acabados de firmas top.

Pocas veces, muy pocas, vais a tener la oportunidad de tener entre manos un reloj de una firma independiente, calibre mecánico manufactura, con función de segundos saltantes. Una complicación realmente infrecuente entre los relojes automáticos actuales.





Segundos saltantes o "segundos muertos"... el salto de la aguja segundera de segundo en segundo con un calibre mecánico. Una complicación con varios siglos de bagaje en la historia de la relojería, muy apreciada (probablemente por su simplicidad para leer los segundos) justo hasta la irrupción de los relojes de cuarzo a principios de la década de los setenta... 





E inédita en los relojes mecánicos durante varias décadas hasta nuestros días, cuando de nuevo entra en liza gracias a firmas como Habring2, Panerai, Jaquet Droz, De Bethune o JLC, entre otros.








En 2014, la firma austriaca presentaba su primer calibre manufactura, de carga manual, el A11. Las modificaciones pertinentes dieron lugar al A11S, con su correspondiente módulo para segundos muertos. Ambos calibres los podéis apreciar en las dos imágenes un poco más arriba, y el funcionamiento del A11S en el vídeo que os muestro a continuación:





Un calibre con una altura reducida y que fue posible introducir en la misma caja de 38,5 mm de diámetro utilizada en el Habring2 Félix, para dar lugar al Erwin que nos ocupa.

Por lo que he podido averiguar, el Erwin se comercializará con dos diales diferentes. El primero con acusado look bauhaus en marcadores y juego de agujas y el segundo, con marcadores horarios dorados y agujas aiguille a juego...









¿Perfil del comprador de estos Erwin?... pues básicamente un aficionado muy alejado de las firmas top clásicas y con conocimientos suficientes como para encajar muy bien los comentarios acerca de su bello (y "falso") reloj de cuarzo, por parte de aquellos que desconocen la firma y la complicación...

Y por supuesto, también económicamente desahogado, ya que el precio del Erwin se sitúa en el entorno de los 5,500 euros. Ahhh, y como última cualidad, paciente. Con nervios templados para esperar los largos meses que la firma austriaca tarda en servir el reloj tras su encargo. Pura manufactura...





Como siempre, os recuerdo que si Tiempo Dinámico os resulta de ayuda, sólo tenéis que suscribiros al blog para recibir aviso inmediato de la publicación de cada nueva entrada.

En el lateral derecho de la página general encontraréis el desplegable con los botones "+1" y "subscribe". 




Comentarios

  1. Pensaba que esta complicación sólo podías encontrarla en relojes como el Jaeger-LeCoultre Geophysic. Me ha encantado el reloj, lástima de precio.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

CINCO DE LOS MEJORES RELOJES DIVERS POR DEBAJO DE 1.200 EUROS. PREPARÁNDONOS PARA EL VERANO.

RELOJES QUE LUCEN COMO ANTORCHAS

CREPAS TORNADO. REVISION E IMPRESIONES.