CREPAS TORNADO. REVISION E IMPRESIONES.



Sin duda el Tornado representaba para la compañía española Crepas un reto, por diversas razones, pero fundamentalmente por dos. A partes iguales, un desafío técnico y al tiempo, una reivindicación de la firma, después de críticas varias, más o menos fundamentadas.

En esta entrada vamos a revisar el modelo desde un punto de vista técnico y objetivo, aportando en lo posible las pruebas de su comportamiento (excepto en medio acuático, lo siento, no buceo) y también analizaremos las sensaciones de uso diario, después de una convivencia de una semana, siete días de uso ininterrumpido...





En primer lugar he de comentar que, para comprender bien un reloj como el Tornado, es imprescindible hacer una visita al muro de Facebook de Crepas y repasar una de sus publicaciones, en la que se describe con todo lujo de detalles el modo en el que está construido.

Es en esencia un reloj con caja monobloque atípica y singular. El único de este tipo de divers, junto al modelo original (el Sandoz Typhoon) con un tornillo en tapa posterior para facilitar el desmontaje de calibre por la parte superior del reloj. Al final de la entrada os adjunto el correspondiente link, ya que merece la pena la lectura. Es la única descripción exhaustiva, hasta donde yo conozco, de cómo era la caja del Sandoz y cómo es la del Crepas, ambas virtualmente idénticas salvo diferencias de dimensiones. Para quienes aprecien los relojes de buceo clásicos y también para aquellos que quieran comprender mejor este Crepas (y tal vez la filosofía de la firma), lo considero de lectura obligada.









Estuche y dotación...


Iremos por partes. De inicio una reseña acerca de la presentación del reloj y su dotación. Crepas, en esta ocasión, ha simplificado la caja en la que se envía el modelo. Más pequeña, en material sintético de tacto gomoso, semirígida, es un estuche con cremallera en el que se alojan el reloj y la dotación. 

El Tornado viene montado con su NATO y el estuche aporta además los siguientes elementos: milanesa, correa de perlon, tarjeta de garantía, libreto de características técnicas y recomendaciones de cuidado, útil para el cambio de correas, pequeño contenedor de pasadores extra y gamuza para limpieza. Creo que no se me olvida nada...y todo cabe perfectamente en el estuche. Mi opinión es que la utilidad que damos por lo general los aficionados a dicha caja es simplemente la de guardar todos los efectos descritos y, salvo aquellos que tengan intención de viajar y llevar varios relojes, nadie echará en falta un estuche rígido como el de los Crepas previos.





Como se aprecia, el Tornado puede combinarse, sin sobreprecio, con las tres bandas que se observan en la imagen. La NATO es de buena calidad, con un acabado ligeramente satinado, de unos 2 mm de grosor, hardware pulido y hebilla grabada con el nombre de la compañía.

La milanesa pertenece al estándard en cuanto a calidades se refiere para este tipo de correas. Correcta, aunque evidentemente hay piezas aftermarket de mejor calidad, aunque eso sí, a precios prohibitivos para incluirlas como dotación. Cierre con arco de seguridad grabado.

El elemento más débil de los tres es la perlon. Usable, idéntica a multitud de correas de nylon trenzado que ofrece  el mercado, pero que queda lejos, en calidad, a la referencia en este tipo de bandas: las Eulit. La de dotación exhibe una tendencia a aumentar su anchura con la tracción lateral, típica de aquellas correas fabricadas con poliamida 6.6, y no auténtico perlon (caprolactam o poliamida 6). La diferencia en precio, entre unas y otras, es considerable, del orden del 100%...pero ambas resultan asequibles. Mi recomendación es que, si el reloj se va a utilizar con perlon, se monte con la correa de dotación (estéticamente correcta) y cuando se deteriore, se sustituya por una de la firma Eulit.





No obstante, al Tornado lo vais a ver acompañado, en esta revisión, por una correa de época, una Tropic Sport "Big Holes" original, de 20 mm. Hay varias razones para ello, pero la fundamental es que, al más vintage de los Crepas, me resultaba obligado vestirlo con una correa original de los años sesenta-setenta, de la mayor calidad posible. Una Tropic genuina cumple perfectamente con esos requisitos y además es uno de los mejores cauchos que pueden acompañar a un diver.


Acabados...


Mucho se ha debatido en los foros acerca de los acabados de los últimos Crepas. Se especulaba con que la compañía había decidido cambiar de suministradores, probablemente incluido el cajista, pero no he podido confirmar ese extremo. 




Cortesia y con el permiso del forero "SuperP", Watchuseek Forum


Cortesia y con el permiso del forero "SuperP", Watchuseek Forum


Cortesia y con el permiso del forero "SuperP", Watchuseek Forum


Cortesia y con el permiso del forero "SuperP", Watchuseek Forum


Como podéis apreciar he tomado algunas imágenes prestadas para esta entrada, como en el caso de las previas, y las utilizaré para ilustrar determinados aspectos que, por una u otra razón (por ejemplo, los macros), no se aprecian mejor en mis propias fotografías...

La calidad percibida del Tornado es notable, con un mecanizado de la caja correcto en todas sus facetas y acorde a lo que se espera de una microfirma preocupada por los detalles. ¿Es superior a la de los Crepas previos? Subjetivamente, mi impresión es que no existe una diferencia abismal respecto a los otros relojes de la compañía que han pasado por mis manos. El Tornado, como los anteriores, mantiene un nivel más que correcto, si me apuráis un poco por encima de lo que correspondería por precio en este caso concreto...





Incorporo esta imagen porque resulta muy ilustrativa acerca del comportamiento de los dos tipos de cristal (plexi y zafiro) de los que puede ir acompañado el reloj. El Tornado naranja, de mi buen amigo Héctor, porta un plexi que en visión lateral se muestra más opaco que el zafiro (y más fiel al modelo original, el Typhoon). En ambos casos, la aberración de la esfera en visión frontal y hasta unos bien holgados 45 grados es muy contenida, un detalle que es de agradecer. Ninguno de ellos porta recubrimiento antirreflectante, también para mantener la mayor fidelidad y lógicamente su ausencia se hace notar (siendo sincero, no en demasía). Por lo que respecta a los cristales, un elemento sensible dada su gran curvatura, se puede afirmar que su comportamiento es correcto, y excelente por lo que se refiere a las aberraciones ópticas.

El tacto del bisel es peculiar. Se trata de un 60 clicks, con el mismo sistema de retención que el Sandoz, con un comportamiento no del todo homogéneo a lo largo de los 360 grados de giro y con ligera holgura, que en mi unidad está en el entorno de medio minuto de esfera a derecha e izquierda. Ambos comportamientos son propios del sistema de freno mediante alambre y aro dentado, elementos que pueden observarse en la siguiente imagen proporcionada por Crepas en su Facebook:



Crepas Watches, Facebook.



Algún otro aspecto que en ocasiones genera problemas, como por ejemplo la alineación entre los marcadores horarios de la esfera y los marcadores del bisel, en el caso de la unidad adquirida está milimétricamente resuelto. En algún foro se ha especulado acerca de la calidad de aplicación del lumen. Puedo afirmar que en mi unidad el pigmento luminiscente de los marcadores está perfectamente enmarcado dentro de sus límites.



El lumen...


No he podido obviar una de las críticas hacia los últimos modelos de la compañía: la necesidad de más potencia de lumen. El Tornado es uno de los pocos, si no el único diver, con la certificación ISO 3157, en la cual se realiza una medición continua de 240 minutos mediante un dispositivo de medida de intensidad lumínica...








... pero claro, en este asunto tan controvertido yo quería una prueba, aunque fuese casera. Así que seleccioné los dos divers de mi colección subjetivamente más potentes en cuanto a rendimiento de lumen. Uno, indiscutible, el Seiko SRP777 "Tortuga". Como buen Seiko, una linterna, gracias a su pigmento Lumibrite. El segundo modelo, el Magrette Moana Pacific Professional Steel. En mi opinión (era) incluso superior al Seiko en este aspecto...

Incorporé a la comparativa al último Crepas, el Decomaster, para poder realizar una estimación visual de las diferencias entre modelos de la misma firma. Los cuatro relojes permanecieron expuestos a luz solar directa en un día completamente despejado, durante el mismo periodo de tiempo, y todos ellos se trasladaron a un espacio oscuro simultáneamente. Se tomaron fotografías en el minuto cero y cada cinco minutos hasta que el sensor de la cámara no era capaz de captar una imagen de razonable calidad, sin modificar ninguno de sus parámetros. A continuación os muestro las imágenes obtenidas, con los relojes colocados siempre en el mismo orden de derecha a izquierda:






Minuto 0, inmediatamente después de exposición.


Minuto 5


Minuto 10


Minuto 15


Minuto 20


Conclusiones. Se podría decir que el Tornado se comporta claramente mejor que el Decomaster, y a la par que el Magrette (en agujas minutera y horaria, con algo menos de intensidad en marcadores del dial) y que... el Seiko y su Lumibrite, a largo, son imbatibles (por otro lado, nada que no conozcamos la mayoría de los aficionados).

Así que creo poder afirmar que el Tornado ha supuesto un paso adelante por lo que se refiere a rendimiento lumínico. Reacciona muy bien en las transiciones de luz ambiente a oscuridad y, tras varias horas, permite consultar la hora sin  dificultades (por ejemplo, durante la noche, aguanta perfectamente bien hasta que amanece). Ahora bien, el único punto débil, y que he de hacer constar, es la escasa potencia del lumen de la segundera. También es lógico, ya que va tratada con la Luminova menos potente del catálogo, la Dark Red. Su efecto dura, tras la carga, alrededor de 7-8 minutos y después es realmente complicado apreciarla.



Ajuste del calibre...


Otro apartado que deseaba testar era el ajuste del ETASA 2824-2 estándard que dota al Tornado. Un aspecto siempre interesante y que decidí objetivar también de manera gráfica. 

Para tal fin, tomé tres instantáneas separadas 24 horas, a la misma hora, del reloj sobre mi tablet, en la que se encontraba abierta una aplicación horaria sincronizada a reloj atómico (una de las funciones que incorpora la app Watchville). Hacer coincidir la toma de la imagen con el momento exacto en el que la aguja segundera llegaba al numeral 12 no fue posible en todos los casos, pero las imágenes permiten calcular sin dificultad las desviaciones que sufrió el reloj los tres primeros días de utilización ininterrumpida.



Primeras 24 horas: adelanto de + 3 segundos.



Primeras 48 horas: adelanto de + 5 segundos (y algunas décimas).


Primeras 72 horas: adelanto de + 8,5 segundos.


Aproximadamente una hora antes de publicar esta entrada, me animé a realizar una cuarta toma. El reloj llevaba en mi muñeca exactamente una semana...




Tras siete días de uso ininterrumpido: adelanto de + 16,5 segundos.

La conclusión obvia es que mi unidad ha venido ajustada de manera soberbia tratándose de un ETASA 2824-2 estándard (e incluso obviando que se trate de ese calibre concreto). De hecho, es el 2824-2 más preciso que ha pasado por mis manos y mejora muy holgadamente los parámetros de precisión que la firma helvética hace constar en la ficha técnica de este movimiento. También es uno de los relojes automáticos más ajustado de inicio que haya tenido la ocasión de adquirir, independientemente del calibre que portasen.

¿Van a comportarse así todos los Tornado? Es una pregunta a la que no puedo responder, pero mi impresión es que muy probablemente todos van a cumplir holgadamente con la ficha técnica del calibre.


Sobre muñeca...


El Tornado es el Crepas más pequeño y ligero de los comercializados hasta la fecha. La caja pesa 90,5 gramos en la versión zafiro (83,3 gramos con plexi), su diámetro es de 43 mm y su longitud de unos muy contenidos 49mm.





De algún modo, acaba con la queja común de que los Crepas son relojes pesados, masivos y voluminosos, características que a mí personalmente me atraen, pero que comprendo no agradan a algunos aficionados, bien por gustos personales, bien por sus diámetros de muñeca.





En conclusión, el Tornado es, probablemente junto al Banana y el Buzo, el Crepas más cómodo sobre muñeca. Ligero, evidentemente sin ningún tipo de cabeceo y perfectamente utilizable incluso con puños de camisa. En este aspecto yo creo que es irreprochable.


Conclusiones finales...


Seguramente, las preguntas de muchos de vosotros tras leer lo que llevamos escrito son: ¿el Tornado es el mejor Crepas hasta la fecha? y ¿supera las críticas vertidas hacia la firma en los últimos tiempos?





Me resulta imposible contestar categóricamente a la primera cuestión y ni siquiera tengo los suficientes elementos de juicio ya que no todos los Crepas han pasado por mis manos. No obstante sí puedo afirmar, sin lugar a dudas, que el Tornado es el mejor Crepas hasta la fecha desde la perspectiva "conceptual" o "histórica". 

Lo es porque resulta estrictamente fiel (excepto en dimensiones y calibre, convenientemente actualizados) a un diver mítico y peculiar, el Sandoz Typhoon. Para lo bueno y para lo malo sus soluciones técnicas y arquitectura son idénticas al modelo original y eso es prácticamente imposible de encontrar, a día de hoy, en una microfirma. Para cualquiera que aprecie los relojes de buceo de los sesenta y setenta ello representa un valor por sí mismo, independientemente de cuestiones como acabados, precisión u otras...





Por lo que respecta a la segunda pregunta, mi impresión es que, efectivamente, la compañía ha puesto empeño en superar inconvenientes previos. El Tornado ofrece unos acabados notables, ha mejorado en rendimiento de lumen y en el caso concreto del ajuste del calibre (un aspecto que nunca ha causado problemas relevantes en los Crepas a excepción de algunas unidades del L'Ocean) mi unidad continua comportándose de manera excepcional a fecha de publicación de la presente entrada. 

Se advierte también el esfuerzo en mejorar algunos otros aspectos, por ejemplo las correas de dotación (concretamente la NATO) y, en líneas generales, considero que el precio, para lo que se ofrece y en comparación con otras microfirmas, es más que razonable.





Espero que esta revisión os haya resultado aclaratoria y de ayuda para despejar posibles incógnitas acerca de un reloj tan peculiar.








DATOS RELEVANTES:

Modelo: Tornado.

Precio: a partir de 475 euros (más IVA).

"Buena opción para": imprescindible para los amantes de los divers clásicos, por concepto y construcción. Una buena opción para cualquiera que esté interesado en un diver solvente.

Puntos fuertes: su concepto de caja monobloque es único en el mercado y a día de hoy es imposible de adquirir a través de otras microfirmas. Es de los Crepas más cómodos sobre muñeca de entre los comercializados hasta la fecha, el más contenido de tamaño y el más ligero. Sus acabados son notables, sin defectos evidentes y acordes a lo esperable de una microfirma preocupada en este aspecto. Gran rendimiento de plexi y zafiro en lo relativo a control de aberraciones ópticas. El lumen supera a diversos Crepas previos y rinde realmente bien. El ajuste del calibre en la unidad probada es sobresaliente, prácticamente en parámetros COSC. La dotación que acompaña al reloj es perfectamente utilizable. En líneas generales, la relación calidad-precio es óptima.
  
Puntos débiles: el rendimiento del lumen de la aguja segundera, inherente al pigmento seleccionado, es pobre. La correa de perlon que se incorpora de dotación es utilizable, pero existen mejores opciones en el mercado.


Como siempre, os recuerdo que si Tiempo Dinámico os resulta de ayuda, sólo tenéis que suscribiros al blog para recibir aviso inmediato de la publicación de cada nueva entrada.

En el lateral derecho de la página general encontraréis el desplegable con los botones "+1" y "subscribe". 



Comentarios

  1. Gracias por la reseña Luis, preciosas fotos!
    Que puedo decir que no haya dicho ya? Me tomo dias entender la caja, hasta que puede apreciar su arquitectura y quede fascinado, aveces menos acero es mejor (aveces). Calidad de acabaos en bicel y acero? Mas que correcta, justo como los ultimos modelos de la firma. Quiero tocar el tema de el lumen, si nos vamos estrictamente al ultimo reloj CREPAS diria que no hay mejora (obviando la certificacion ISO 3157), pues su ultimo modelo fue el DECOMASTER DLC y mi parecer el lumen es increbile, se dieron cuenta del pobre lumen del DECOMASTER y lo corrigieron (al igual con la correa tipo ISO y la ISOFRANE original), debido a las escazas 42 unidades del DLC nadie lo toma en cuenta y como punto de partida toman el DECOMASTER regular.
    Mi unidad gris con plexi tambien la tengo montada sobre una Tropic original y concuerdo en que no hay mejor opcion, sin desmerecer la milanesa y la NATO.
    Conento con mis 2 unidades y la espera del proximo, que ya casi tendremos noticias ;-)

    Gracias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

CINCO DE LOS MEJORES RELOJES DIVERS POR DEBAJO DE 1.200 EUROS. PREPARÁNDONOS PARA EL VERANO.

RELOJES QUE LUCEN COMO ANTORCHAS

CREPAS/DIVER'S WATCHES LOGGERHEAD. PRESENTACIÓN DE RENDERS Y PRIMERAS IMPRESIONES.