CRONOGRAFOS CON CONTADOR DE MINUTOS CENTRAL.



Hoy trataré de desarrollar una entrada un poco más técnica e histórica, acerca de un tema que por lo general suele pasar desapercibido para bastantes aficionados. Acostumbrados a la estructura clásica de los cronógrafos bi o tricompax, que son casi todos los que se fabrican en la actualidad, a veces pasamos por alto una solución mucho más legible y cómoda para leer el tiempo transcurrido.

Salvo que el diseño de los modernos cronos sea excepcional, muchas veces resulta complicado leer en una subesfera los minutos transcurridos. En ocasiones son acumuladores de tan sólo 30 minutos y de muy pequeño tamaño que dificulta la lectura...





Curiosamente, según se desprende de la bibliografía consultada, los actuales "hábitos" de los aficionados respecto a los cronógrafos con dos o tres acumuladores sin contador de minutos central vienen muy determinados por la crisis del cuarzo de los años setenta.

Después de que Heuer/Breitling/Buren (calibre 11), Zenith (calibre 3019) y Seiko (calibre 6139) se disputaran el honor de haber fabricado y comercializado el primer calibre cronógrafo automático en 1969, Lemania (quizás la más reputada de las firmas hasta aquella fecha) presentaba en 1970 el calibre 1340. 



Lemania 1341


Automático, considerado como una obra de arte y con la característica de disponer de un contador de minutos del crono central. La firma sirvió este calibre a unas cuantas marcas (Tissot, Nivada, Hamilton, Bucherer...). Omega lo introdujo en sus Seamaster y Speedmaster a partir de 1971 (con la denominación calibre 1040).








Pero justo en esos años, inicios de los setenta, a la industria tradicional suiza le alcanzaba de lleno la crisis del cuarzo. Lemania abarató costes de producción de su (muy caro y de costoso mantenimiento) calibre 1340, presentando el calibre 5100 (otro mítico entre los aficionados). No obstante, parece que fue otra firma, Valjoux, quien acertó con la tecla de ofrecer un calibre cronógrafo automático de alta calidad más asequible y sencillo de mantener y mucho más flexible a la hora de realizar sobre él modificaciones: el archiconocido y ubícuo hasta nuestros días Valjoux 7750.





Hacia 1983 la crisis se había agudizado tanto que se tomó la decisión de integrar el Grupo SSIH (dueño de Lemania) dentro de la compañía ASUAG (propietaria de Valjoux) para crear la SMH (Société de Microélectronique et d'Horlogerie), a la postre precursora del actual Grupo Swatch.

Así que había que elegir entre continuar con el aún costoso Lemania 5100 o el mucho más flexible 7750... la suerte estaba echada y es justo por esta razón por la que, en la actualidad, abundan los cronos bi y tricómpax y escasean enormemente los automáticos con contador de minutos central... En 1991 las fábricas de Lemania pasaron a ser propiedad del Groupe Horloger Breguet.





Claro que, a pesar de todo, la posibilidad de disponer de una cuarta aguja central que nos fuese marcando los minutos del crono seguía siendo una cualidad muy apreciada, sobre todo por pilotos comerciales y militares. Por ello también estuvieron disponibles (ahora mucho más escasos) modelos de cuarzo con esta característica.

Por poner un ejemplo, el calibre ETASA 251.262 (27 rubíes, 5 motores), considerado como uno delos mejores cuarzos construído, ofrecía esta opción. Dotó a no pocos cronógrafos de las firmas Revue Thommen (el Airspeed que véis en la fotografía previa), TAG Heuer, Breitling y otros...





¿Y en nuestros días?. Para empezar, resulta muy difícil, casi imposible, adquirir un crono automático con contador central de minutos sobre base Lemania. Hay que irse a firmas como Breguet y precios astronómicos.







Sinn ofrece en su catálogo el modelo 140 St, con calibre SZ01, pero no sobre base Lemania. Se trata, curiosamente, de una modificación del Valjoux 7750 para dotarlo de función de contador central de minutos... Eso sí, su precio es radicalmente menor que en el caso de Breguet.




¿Cuarzos?. He buscado con insistencia entre los modelos comercializados a día de hoy y no he sido capaz de encontrar uno sólo con esta característica. 

Claro que la búsqueda ha dado algún que otro fruto...




El reloj que veis en la imagen previa es un prototipo de una compañía aún no nacida, desarrollado por uno de los foreros de Watchuseek. Cuarzo termocompensado, contador de minutos central (la aguja, clásica, con la forma de aeroplano en su extremo), perfecta legibilidad blanco sobre negro... quizás uno de los pocos relojes de piloto auténticos...

Os mantendré informados de este proyecto, claro... de momento podéis leer el enlace que os adjunto.








Como siempre, os recuerdo que si Tiempo Dinámico os resulta de ayuda, sólo tenéis que suscribiros al blog para recibir aviso inmediato de la publicación de cada nueva entrada.

En el lateral derecho de la página general encontraréis el desplegable con los botones "+1" y "subscribe".

Comentarios

Entradas populares

CINCO DE LOS MEJORES RELOJES DIVERS POR DEBAJO DE 1.200 EUROS. PREPARÁNDONOS PARA EL VERANO.

RELOJES QUE LUCEN COMO ANTORCHAS

CREPAS TORNADO. REVISION E IMPRESIONES.