TAG HEUER CONNECTED. ANDROID WEAR SMARTWATCH.



Inexcusable la aparición en nuestro blog de un producto del que se hacen eco casi todos los foros y cualquier plataforma (tecnológica y/o relojera) que se precie de estar atenta a las novedades más destacadas del mercado. Si además el producto en cuestión "encaja" en el rango de precios de los relojes que analizamos aquí...

Lo cierto es que no me entusiasma necesariamente el nicho de mercado de los gadgets ajustables a la muñeca. Para ser sincero, hasta la fecha los he considerado smartphones "pequeñitos" con los que aún no es posible realizar una llamada telefónica de calidad (aunque esto cambiará radicalmente en muy poco tiempo).







Así que la pregunta es, ni más ni menos, si os apetece un dispositivo smart de muñeca con la calidad de acabados de la más refinada industria relojera suiza. Si es así, por el momento vuestra mejor opción es el TAG Heuer Connected. Hay bastantes dispositivos (con similares capacidades) que utilizan las apps de la plataforma Android Wear, pero este TAG casi con seguridad es el mejor rematado de todos ellos.

¿Con eso basta para convertirse en uno de los referentes del mercado y plantar cara al Apple Watch y al resto de smartwatches?. Lo veremos en unas semanas o meses.







Muy bien, el reloj es atractivo, pero... exactamente ¿qué es "capaz de hacer"?. Para entendernos, la respuesta es prácticamente todo lo que un reloj de cuarzo, sumado a las capacidades de un smartphone (excepto el componente telefónico tal y como estamos acostumbrados en la actualidad).

En su display táctil de zafiro (360x360, 240 ppi de resolución) podemos leer la hora a través de tres diseños con un inconfundible look del TAG Heuer Carrera (solo hora, GMT y cronógrafo en colores blanco perla, azul o negro y con agujas visibles aún en modo de ahorro de energía) y además hacer funcionar cualquiera de las numerosas apps de Android Wear. Sin lugar a dudas puede decirse que las funciones del dispositivo son realmente extensas... tanto como las que permita la memoria (4Gb) de su procesador Intel dual core de 1,6 GHz. 






En conjunto, están disponibles unas 4000 apps para Android Wear. Hay que señalar que el TAG Heuer Connected puede ligarse tanto con teléfonos con sistema operativo Android como iOS.

Una característica que me ha sorprendido es la ausencia de un sensor para parámetros biológicos, como la frecuencia cardiaca. El dispositivo no obstante es capaz de hacer funcionar un medidor de pasos, distancia caminada y calorías consumidas.






Por defecto, trae varias apps instaladas (Insiders, RaceChrono Pro, Viewrangers y GolfShot Pro), todas ellas con sus respectivas suscripciones gratuítas. Además, los usuarios tienen acceso a todas las apps "llave" de Android Wear, como Voice search, Maps, Translate y Fit... que podrán instalar a través de Google Play previo pago (si procede) y siempre mediante la conexión de Bluetooth a su smartphone.

No obstante, TAG Heuer publicita en su página web que el reloj incorpora WLAN 2,4 GHz 802.11 B/G/N... con lo que deduzco que se puede conectar a una red wi-fi... y continuar recogiendo e intercambiando datos aunque nuestro smartphone no esté presente.




Por lo que se refiere a la estructura física del dispositivo, su caja es realmente voluminosa, con 46 mm de diámetro y 12,8 mm de altura. No obstante es ligero (52 gramos) gracias a estar construido con titanio grado 2 (en acabado arenado).  

Existe la opción de elegir entre diversas correas de caucho, en varios colores diferentes (blanco, naranja, azul, negro y rojo).

Es escasamente resistente a inmersiones en profundidad y sus capacidades en ese aspecto vienen determinadas por la normativa internacional IEC 60529 Degrees of Protection. Me he divertido mucho advirtiendo cómo en la inmensa mayoría de los articulos disponibles citan el parámetro IP67 y casi nadie explica lo que significa. Digamos que la IEC 60529 es una normativa de resistencia a agentes ambientales para equipos electrónicos y se expresa de manera alfanumérica mediante dos letras (IP, acrónino de Ingress Protection) y dos números, con diferente significado según los casos.

Para el que nos ocupa (IP67) el significado del primer número, el 6, es que el dispositivo es totalmente resistente al polvo. Por su parte, el 7 indica que, además, que el objeto debe soportar sin filtración alguna la inmersión a 1 metro de profundidad durante 30 minutos. 

Sin duda, una muy escasa profundidad, aunque sí un largo periodo de tiempo inmune a la filtración de agua... ¿suficiente?. Yo diría que lo justo para resistir salpicaduras...











Otro de los aspectos determinantes es la autonomía. TAG Heuer asegura que no es inferior a 25 horas, gracias a una batería de 410mAh. No está mal, en la línea de otros "Android Wear", pero queda a expensas de recargar el dispositivo (entiendo que casi todos los usuarios lo harán por la noche) con lo cual, necesariamente, no puede ser usado de manera ininterrumpida, como pueda serlo un cuarzo, un solar o un automático (comparte por tanto este handicap con el Apple Watch).

Un factor crucial éste último para quien trabaja durante turnos prolongados, viaja frecuentemente o simplemente para quien le gusta, como a mí, dormir con el reloj puesto y listo para ser consultado si me despierto. Aquí, queda a años luz de otros smartwatches, tal vez menos capaces, pero con baterías en algunos casos de hasta 2 años, como es el caso del Frederique Constant Horological Smartwatch (aunque en este caso no dispone de luminova en juego de agujas para leer la hora por la noche).







En resumen, un dispositivo de muñeca, con extensísimas funciones smart (tantas como apps puedan instalarse en su memoria) y de medición del tiempo, que se caracteriza por el cuidado de acabados stándard de las firmas relojeras suizas de nivel top, con un precio acorde a todo ello. Concretamente 1.350 euros.

Ahh, un apunte final. En dos años puede que las apps estén obsoletas y la capacidad de almacenamiento sea insuficiente. Si ese es el caso o simplemente nos cansamos del modo de vida smart, TAG Heuer nos transforma nuestro Connected en un reloj mecánico. "Tan sólo" tendremos que aportar otros 1.350 euros... 

 

 


DATOS RELEVANTES:

Marca: TAG Heuer (http://www.tagheuerconnected.com/product).

Modelo: Connected.


Precio: 1.350 euros.


"Buena opción para": quien pretenda lucir en la muñeca uno de los smartwatches más lujoso del mercado.

Puntos fuertes: toda la calidad y el cuidado de la elaboración que aplican las firmas relojeras suizas del segmento alto. Diseño muy moderno y deportivo. Gran número de apps disponibles en la plataforma Android Wear.

Puntos débiles: 
Excesivamente voluminoso para ser considerado como reloj con ciertas capacidades "dress". No puede competir en ese aspecto con casi todos los TAG automáticos.
Autonomía de 25 horas. No apto por tanto para viajeros, profesionales con trabajos que implican turnos prolongados...(salvo que se disponga de una batería auxiliar).
Resistencia ambiental según los parámetros de dispositivos electrónicos (IP67) y no los propios de un reloj.
Obsolescencia del dispositivo, en cuanto a apps y memoria disponible. TAG propone la posibilidad de transformarlo en un automático tras dos años (no se si esto es una ventaja o no...) con el correspondiente sobreprecio.
  
 

 

Como siempre, os recuerdo que si Tiempo Dinámico os resulta de ayuda, sólo tenéis que suscribiros al blog para recibir aviso inmediato de la publicación de cada nueva entrada.
En el lateral derecho de la página general encontraréis el desplegable con los botones "+1" y "subscribe". 



   

Comentarios

Entradas populares

CINCO DE LOS MEJORES RELOJES DIVERS POR DEBAJO DE 1.200 EUROS. PREPARÁNDONOS PARA EL VERANO.

RELOJES QUE LUCEN COMO ANTORCHAS

CREPAS/DIVER'S WATCHES LOGGERHEAD. PRESENTACIÓN DE RENDERS Y PRIMERAS IMPRESIONES.