NUEVOS KING SEIKO 2022.

 

Falta de imaginación. Tres palabras que definen el devenir de una firma de enorme trascendencia y tradición: Seiko. Es un mal endémico en la industria relojera, pero hay formas y formas de administrarlo. En mi opinión, la elegida por Seiko cae directamente en el abuso, y, porqué no decirlo, en el aburrimiento.

Es genial mantener el negocio resucitando modelos del fondo de armario. Si es del tamaño del que dispone Seiko, pues bien puede afirmarse que la compañía tiene para sobrevivir todo el siglo XXI. Y teniendo en cuenta unos precios de tarifa cada vez más absurdamente inflados, y que parecen sostener los márgenes de ganancias, pues... ¿para qué arriesgar?




Seamos sinceros... que Seiko recupere en su catálogo los King es una noticia de calado pero ¿me gusta la nueva colección presentada por la compañía anteayer? Más o menos. Como aficionado ¿tengo otras prioridades de compra en el mismo u otro rango de precio? No tengo duda alguna.

El año pasado os presentaba el SKS SJE083, edición limitada, con idéntica fuente de inspiración que la nueva colección. Aquél era un reloj mucho más caro, con casi todos los atributos del KSK44 de 1965, pero con ligeras modificaciones que aportaban un cierto valor añadido (por ejemplo, una bien pensada ventana de fechador y una caja un poco más grande). Lo presentado ayer es más próximo al modelo original (para lo bueno, y para lo malo).


KSK con calibre 44, de 1965


SJE083


Reincorporar los King Seiko a la colección debiera haber significado para la firma (si nos atenemos a la tradición o sentido histórico) competir consigo misma. Porque eso fue lo que ocurrió entre Grand Seiko (radicada en la factoría Suwa Seikosha) y King Seiko (cuyos relojes se producían en la factoría Daini Seikosha) allá por los años sesenta. Una sana competencia que impulsó a Seiko y permitió en gran medida el que ahora disponga de no pocos diseños icónicos y buena parte del abultado bagaje que comentábamos.

Sin embargo, mi impresión, al menos con esta colección inicial, es que Seiko simplemente recurre a reflotar los King para ocupar un hueco de mercado, sin pisar a Grand Seiko.¿Porqué? Precisamente por la sequía de ideas (cosa que no ocurría en los sesenta). En esencia, y por el momento, da la impresión de que se trata de ofrecer lo mismo que se oferta en la colección Presage, a un precio sensiblemente mayor.





Los nuevos King Seiko presentan una caja (37 mm de diámetro, 42,5 mm de longitud y 12,1 mm de altura) con acabados más similares a los del modelo clásico (desconozco si incorpora el pulido Zaratsu). Advierto, por poner un ejemplo, el cepillado de la superficie superior de las garras (que en el SJE083 recibía un acabado pulido).

Hay pocas diferencias en la esfera (ahora con opciones de color plata, gris oscuro, marrón y rojo burdeos) salvo la mencionada ausencia del fechador y una innecesaria, discordante e imperdonable grafía a las seis, que reza "Automatic". Se mantiene el juego de agujas y marcadores aplicados (sin pigmento luminiscente, un detalle para mí trascendental, aunque subjetivo) y el prominente cristal zafiro abombado.




El calibre para la ocasión ya no es el refinado 6L35 del SJE083, sino un más terrenal 6R31. Un buen calibre, pero completamente incoherente en sus especificaciones con el precio de tarifa del reloj. Así de entrada chirría bastante que la propia compañía acredite un ajuste de +25/-15 segundos al día para un reloj por el que nos piden 1.750 euros, aunque es probable que venga mejor calibrado.

Es la versión sin fechador del 6R35, ubicuo en las colecciones actuales de Seiko (y presente en relojes de la mitad de precio), tiene una reserva de marcha de 70 horas, late a 21.600 alternancias e incorpora 24 joyas. En la imagen siguiente un 6R35, virtualmente el mismo calibre.




Algunos aficionados advierten, no sin cierta razón, que bastantes King Seiko de los sesenta y setenta montaron calibres high-beat, a 36.000 alternancias, lo que en esencia implicaba una mayor precisión y un barrido de la segundera con un movimiento mucho más homogéneo y elegante, cosa que no se va a conseguir con el 6R31.

La tapa posterior incorpora el anagrama clásico de los King Seiko, con menos pretensiones que en el SJE083, pero en cualquier caso muy atractivo y lleno de significado para los aficionados y fans de la firma nipona.





Como dotación, acompañan al reloj una correa de piel o brazalete metálico de siete eslabones de superficies cepilladas y facetados pulidos, de 19 mm en el ancho de garras (una medida que limita las opciones de vestirlo con correas aftermarket, más comunes en 20 o 18 mm) en disminución hacia el cierre, e inspirado en los brazaletes de época que acompañaron al KSK44. 





Y poco más que añadir. Bien, sin más. Con claroscuros que en las escasas revisiones que por el momento hay disponibles en los portales relojeros se dejan sólo entrever y que aquí (un blog con bastante menos repercusión pero mucha más independencia) se exponen bastante más claros, si bien tendría que tenerlo disponible físicamente para confirmarlos o desdecirme. 

Uno de los comentarios que más gracia me han hecho es el de un aficionado que decía: "tiene el aspecto de un King Seiko, huele a King Seiko, pero no es un verdadero King Seiko". Cierto es que un verdadero KS se iría a un escalón superior de precio (el SJE083 sin duda lo era, por calibre y precio), pero yo, con 1.750 euros en el bolsillo disponibles, sondearía otras opciones...







Manteneos seguros, cumplid las normas sanitarias, usad siempre mascarilla en los espacios públicos, respetad la distancia de seguridad y sed escrupulosos en el lavado frecuente de manos. Es por vuestra salud y por la de los demás.


Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente. Estos KS son para acérrimos de la firma que aún no se han hartado. También he de decir que, en la gama alta (Grand Seiko) hay verdaderas joyas. Pero de ahí hacia abajo hay mucho espacio para hacer cosas y estrategias diferentes a pedir 1.750 euros simplemente por signar un reloj como King Seiko.

      Eliminar
  2. Gran artículo como siempre. Me alegra el día abrir mi correo y ver un artículo tuyo nuevo.
    Saludos desde México!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me satisface enormemente que os resulten interesantes las entradas y que el blog os haga disfrutar.

      Eliminar
  3. Atendiendo sólo al precio, los King Seiko están por debajo de los Grand Seiko y por encima de los Presage. Ahora bien, algunos de los Presage tienen un precio de venta a la par de los King Seiko.

    Para quien no sea un aficionado a los relojes y, en particular, no esté al tanto de la historia de Seiko y de la competencia que hubo en su día entre los Grand Seiko y los King Seiko, todo este popurrí de colecciones con sus solapamientos de precios puede ser muy confuso.

    A largo plazo no creo que ayude a Seiko, amén de que están devaluando la submarca King Seiko.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo. KS debe posicionarse entre Presage y Grand Seiko, si no a la par que ésta última. Y claro, ofrecer algo que justifique el precio. Gracias por comentar.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

CREPAS MAGNUM OPUS.

MECA-QUARTZ WATCHES. LOS HIBRIDOS DESCONOCIDOS.

OMEGA X SWATCH BIOCERAMIC MOONSWATCH SPEEDMASTER.