Entradas

"CASIOAK" GMB2100 FULL METAL.

Imagen
  Posiblemente el mayor éxito comercial reciente dentro de la familia G-Shock haya sido el GA-2100, reloj que por su morfología octogonal de inmediato recibió por parte de los fanáticos de Casio y aficionados en general el apodo de CasiOak (en referencia al Audemars Piguet Royal Oak). El mayor éxito previo de Casio había sido "metalizar" el icónico DW5000C, dando lugar a la serie GMW-B5000 (los primeros G-Shock metálicos si no estoy equivocado, presentados en 2018) y por ello, tal vez el paso lógico era hacer lo mismo con los GA2100. Veamos con qué resultados... El GMW-B5000 es mi reloj de batalla. Lo utilizo cuando voy a hacer actividades en las que se precisa despreocuparse de lo que llevas en la muñeca. Siempre en hora (ajustado gracias a las señales horarias), nunca precisa "echarlo a andar" (cuarzo de carga solar), sumergible hasta 200 metros y resistente a cualquier agresión. Para mí, casi el reloj perfecto de "coger, usar, despreocuparse". Evidentem

BULOVA WILTON GMT.

Imagen
Bulova es una firma que pasa bien poco por el blog a pesar de ser una compañía con muchísimos años de tradición a sus espaldas. Quizás sea debido a que sus diseños casi nunca llaman mi atención.  Pero bien es cierto que el reloj que hoy os traigo al blog es inexcusable en cualquier página especializada enfocada en relojes asequibles. Es, a día de hoy, el GMT "verdadero" con menor precio del mercado. Y además, su diseño en esta ocasión, sí que me resulta realmente atractivo. Bulova, que se encuentra actualmente bajo el paraguas de la japonesa Citizen, ha presentado hace unas fechas el Wilton GMT. Mi primera impresión es que se asemeja en diseño a algún Frederique Constant, firma también adquirida no hace demasiado por la misma compañía nipona. Os comentaba en la presentación que este Wilton GMT es un GMT "verdadero". Lo primero, aclarar el concepto. Hay dos clases de calibres GMT. Aquellos que el segundo huso horario controlado viene dado por una cuarta aguja que es

CREPAS PROFESSIONEL. REVISIÓN DE PROTOTIPOS.

Imagen
  La compañía española Crepas, con su última novedad, nos traslada a la década de los ochenta y pone a disposición de aficionados y coleccionistas uno de los diver que, no por menos conocido, es quizás de los más injustamente arrinconados. Si me preguntaseis por un reloj de buceo icónico de esa época, sin duda el Heuer Diver Professional sería mi elección, por diversas y bien fundamentadas razones. Inició una saga de relojes que perdura hasta nuestros días, salvó a la compañía de su desaparición y permitió el acceso de no pocos entusiastas a un diver robusto, estéticamente atractivo y relativamente económico... El primer reloj de buceo de Heuer se presentó en 1979 y por aquel entonces su presidente, Jack Heuer, no tenía nada claro ni la supervivencia de la compañía tras el envite de la crisis del cuarzo, ni el éxito de su primer reloj apto para actividades acuáticas. Quizás por razones de rentabilidad y ahorro de costes, Jack Heuer decidió "subcontratar" a la firma francesa G

SPINNAKER SPENCE.

Imagen
  Se puede decir que por fin un Spinnaker me llama la atención lo suficiente como para dedicarle una entrada en el blog. La firma británica, a pesar del alza de precios, es una de las pocas que se mantiene en un nivel razonable en este aspecto. El Spence, sin ser la octava maravilla ni el campeón mundial en originalidad, sí que cumple muy bien ese papel de reloj relativamente asequible, polivalente y con argumentos suficientes como para no sacarlo del agua, es decir, cumple muy bien el rol de candidato a reloj del verano... Sigue los cánones actuales de reloj acuático con dimensiones contenidas y ofrece la suficiente oferta de combos de color como para resultar atractivo como opción de compra, más teniendo en cuenta su precio ajustado (hay disponible una oferta de lanzamiento con un 25% de descuento sobre tarifa). La caja tiene un diámetro de 40 mm y una altura de tan sólo 10,90 mm (L2L de 48 mm), lo que asegura, probablemente, el que se lleve amigablemente con cualquier muñeca, inclui

TUDOR RANGER 2022.

Imagen
  A veces no se trata de poner el foco en un modelo, sino en un concepto. Parece que eso es lo que ha tratado de hacer Tudor con su reloj herramienta por excelencia: traer al foco de la actualidad esa filosofía del reloj: el "toolwatch". ¿Con acierto? Pues, aunque hay bastante disparidad de opiniones entre los aficionados, yo creo que con más luces que sombras (ya se sabe, nunca llueve a gusto de todos). A falta de verlo físicamente, mi impresión es que merece una reseña en el blog. ¿De que hablamos cuando decimos que un reloj es de estilo o concepto "herramienta"? Pues básicamente estamos pensando en un modelo robusto, apto para su uso en entornos extremos, preciso, con la información mínima imprescindible y con una legibilidad de hora irreprochable. Claro, aquí el problema es que de ese tipo de relojes hay unos cuantos en el mercado. Me vienen a la cabeza el Christopher Ward C63 en el segmento por debajo de los 1K euros, el Sinn 556 entre los 1-2K euros (con una e