CERTINA DS2 HERITAGE 2022.

 

Supongo que era cuestión de tiempo el que Certina se fijase en uno de sus grandes clásicos, el DS2, para ofrecer a los aficionados una reedición convenientemente actualizada a los patrones y materiales de nuestros días. 

El DS2 es, tal vez, uno de mis relojes preferidos de la década de los setenta. No sólo porque dispongo de una unidad en perfecto estado, sino también por su propio y diferencial diseño, la calidad de su calibre y su robustez. Para mí, uno de esos relojes vintage que merece la pena tener en la colección.




El DS2 sucedió en 1968 al DS (el reloj que incorporó por primera vez el sistema de protección denominado por Certina "Double Securuty") con la intención de renovar la colección e incorporar diversas mejoras técnicas que hacían del reloj un modelo aún más robusto que el DS de 1958.

Estuvo disponible nada menos que en 15 diferentes colores de esfera e incorporó diversos calibres: el 25-66 de carga manual, 25-661 de carga manual con fechador, el 25-651 automático, el 25-652 automático con fecha y día de la semana e incluso un 29-152, que era un calibre de diapasón basado en el ESA 9164 "Mosaba". Mi unidad, que os muestro a continuación, va dotada con un 25-66 de carga manual.



 

Bien, hace escasas fechas, Certina incorporaba en su colección Heritage la reedición del DS2. He de decir que la noticia no ha tenido, de momento, demasiado eco mediático en los portales y páginas web dedicadas a la relojería. Puede que sea pronto, puede que el Grupo Swatch no otorgue demasiada importancia al reloj (ni a la firma)...

Pero a mí me pareció que era una noticia más que destacable y por ello viene al blog sin tardanza. Mi primera impresión es que, esta vez, Certina ha sido mucho más fiel al original que en el caso del DS. El nuevo DS2 es muy similar al modelo de 1968, al menos en cuanto a diseño y aspecto externo... aunque no exactamente igual (una lástima).




La caja mantiene la misma morfología de tipo cojín aunque crece en tres milímetros de diámetro (40 mm) y combina el mismo patrón de superficies cepilladas y pulidas, con un nivel de acabado en la línea y buen tono que acostumbra la firma.

Quizás uno de los detalles que más me gustan del modelo original y de esta reedición es la forma acojinada de la caja con las carruras en pronunciada curvatura hacia la tapa posterior lo que favorece decisivamente la ergonomía del modelo sobre muñeca.




El nuevo DS2 va a estar disponible, por el momento, en cuatro colores de esfera distintos: negro lacado y tres acabados sunburst: negro, azul y plata. El primero de ellos se acompaña de una correa metálica de tipo milanesa (ya utilizada en otros modelos de la firma) y los otros tres se ofrecen con una correa textil a juego con la esfera.

Los marcadores horarios van dotados de SuperLuminova (un detalle que a mí me parece un acierto aunque se trate de la reedición de un reloj clásico) y se mantienen los 200 metros WR lo que constituye una clara ventaja respecto a otros modelos recientes de otras firmas con similar enfoque. Dos aspectos (pigmento luminiscente y cualidades acuáticas) que a mí me resultan más que interesantes y que para algunos aficionados pudieran decantar una hipotética compra a su favor.




El calibre utilizado es el que nos podíamos esperar por marca y rango de precio: el ubícuo, dentro del Grupo Swatch, Powermatic 80.611 con 80 horas de reserva de marcha y espiral de Nivachron. Aquí Certina no ha querido ningún tipo de complicación, ha ido a lo seguro (es un buen calibre) y a ahorrar costes de producción (porque bien podría haber elegido un calibre de carga manual, o al menos haber dado la opción).




La mala notica es que, por dejar a la vista este Powermatic 80, la firma ha decidido ajusticiar a la mítica tortuga de los DS, lo cuál resulta, a ojos de aficionado (y enamorado de Certina) algo completamente inexplicable.

Hace perder mucho del encanto y del significado histórico a esta reedición y la verdad es que hubiera costado bien poco mantenerla (incluso mejorarla y actualizarla), junto al patrón ondulado que la acompañaba en la periferia de la tapa de los DS2 automáticos. No lo entiendo. Reeditas un reloj y te dejas la guinda del pastel...




En resumen, un reloj muy atractivo, solvente desde el punto de vista técnico y mejorable en algunos detalles, que Certina ofrece ya con precio de 870 euros para las versiones con correa textil y 940 euros con milanesa.




https://www.certina.com/es







Manteneos seguros, cumplid las normas sanitarias, usad siempre mascarilla en los espacios públicos, respetad la distancia de seguridad y sed escrupulosos en el lavado frecuente de manos. Es por vuestra salud y por la de los demás.


Comentarios

Entradas populares

CREPAS MAGNUM OPUS.

MECA-QUARTZ WATCHES. LOS HIBRIDOS DESCONOCIDOS.

OMEGA X SWATCH BIOCERAMIC MOONSWATCH SPEEDMASTER.