CITIZEN PARAWATER KUROSHIO-64' ASIA LIMITED.

 

Siempre me resulta agradable presentar en el blog relojes asequibles, de calidad, y a los que se les da poca o ninguna publicidad en los grandes portales de relojes. Si además se trata de un modelo singular, con historia y en edición limitada, mi motivación es, si cabe, mayor.

El Citizen Parawater Kuroshio-64' es, además, uno de esos relojes que yo me plantearía seriamente comprar, y creedme que eso no siempre me sucede con todas las novedades que presento en el blog (unas veces por precio, otras por gustos personales...). Creo que a lo largo de la entrada comprenderéis las razones.




Sabéis que aprecio especialmente aquellos relojes que pueden dar pie a recordar una anécdota, o un hecho del pasado de mayor o menor relevancia. Y este es uno de esos relojes. El primer reloj japonés "water resist" fue el Citizen Parawater, presentado en 1959. Gracias a las correspondientes juntas tóricas en tapa posterior, en tubo de la tija y corona, aquél reloj era hermético hasta 50 metros de profundidad. 

Pero es que además, y sin que Citizen interviniera, el Parawater fue el reloj que acompañó al japonés Kenichi Horie en la primera navegación en solitario y sin escalas a través del Océano Pacífico, a bordo del yate Mermaid, en 1962. En la siguiente foto, el personaje a su llegada a San Francisco, tras completar la travesía...




A Citizen le debió agradar sobremanera que sus Parawater tuviesen un papel en la gesta y, a partir de 1963, en colaboración con la Fuerza de Autodefensa Marítima de Japón y la Universidad de Ciencia y Tecnología Marinas de Tokio, participó en el estudio de la corriente marina de Kuroshio, que discurre entre Taiwan y la costa sureste de Japón.



 



Para dicho estudio, se utilizaron recipientes o pequeñas boyas que se arrojaron al mar, con un formulario en su interior para que aquellas personas que las hallasen en la costa, se pusieran en contacto con las organizaciones investigadoras. Citizen aportó, en 1964, un reloj para que formase parte del contenido de cada una de las 47 boyas amarillas que, en una segunda fase del experimento, se lanzaron al mar en 1964, así como un formulario para ponerse en contacto con la compañía. Por supuesto, las personas que encontrasen la boya se convertirían en dueños de los respectivos Parawater. De modo que ahora podéis entender el porqué del nombre (Kuroshio-64') del reloj que hoy nos ocupa...




...que es ni mas ni menos que una reedición conmemorativa del Parawater original y del experimento que estudió la corriente Kuroshio. Si sois detallistas apreciaréis no sólo el reloj en sí, sino también su embalaje, que rememora aquél estudio e incluso simula las propias boyas de color amarillo, con un expresivo texto: "finalidad de esta boya: estudio Kuroshio y test de reloj".

A veces son estos pequeños detalles los que ponen la guinda a un reloj interesante, ¿verdad? Si además se trata de una edición limitada de 1.959 unidades (para el modelo con esfera azul referencia NK0008-85L), entenderéis entonces el porqué este reloj me resulta globalmente tan atractivo...




Por lo que se refiere al modelo en sí, os puedo comentar que se trata de una reinterpretación con un diámetro de caja de 41 mm, con esferas texturizadas (con un patrón que simula olas marinas) en color azul, negro, verde oscuro, beige y plata. 




El tono general de calidad de acabados es excelente y el reloj está dotado con un calibre Citizen 8310 automático, de 21 joyas, a 21.600 alternancias, parada de segundero y 60 horas de reserva de marcha. Podéis equipararlo, por poner un ejemplo, a los 4R de Seiko.

Dicho calibre queda expuesto a través de la tapa posterior del modo en que se aprecia en la siguiente imagen:



 

Como resulta lógico entender, el reloj es sumergible tan sólo hasta 5 atmósferas... los mismos 50 metros que el primer Parawater. No da para bucear con él en la muñeca pero también es cierto que se trata de un reloj con estética más "dress" que otra cosa.




Tal vez el único talón de Aquiles sea el cristal mineral y no zafiro que acompaña al reloj, eso sí, con acusada curvatura y todo el look vintage que se espera de un reloj como este. 

Por lo que se refiere a las correas de dotación, se trata de brazaletes metálicos en el caso de la referencia NK0008-85L esfera azul (edición limitada de 1.959 unidades) y en los modelos con esfera plata y negra, mientras que en aquellos con esferas verde oscuro y beige se ha optado por correas de piel con cierre de mariposa (por cierto bastante bien acabados, como se aprecia en la imagen).




Los diferentes modelos están limitados al mercado asiático (Singapur, Thailandia, Malasya, Vitnam, China, Hong Kong, Korea, Filipinas y Camboya) con precios de tariga entre 500 y 600 dólares de Hong Kong. Podéis encontrar algunas unidades en Ebay en el entorno de los 300 euros, precio que considero más que interesante para un reloj como este...






Manteneos seguros, cumplid las normas sanitarias, usad siempre mascarilla en los espacios públicos, respetad la distancia de seguridad y sed escrupulosos en el lavado frecuente de manos. Es por vuestra salud y por la de los demás.

Comentarios

  1. Que increible seria hoy dia encontrar una de esas boyas de 1964, con el reloj dentro..........y que este funcionara!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que desconozco si se recogieron todas aquellas boyas. Pero encontrar una hoy es altísimamente improbable y con un reloj de sólo 5 atmósferas WR funcionante imposible (si fuera un G-Shock quizás jaja).

      Eliminar
  2. Me ha encantado tu artículo, lo encontré buscando el reloj +el verde) para comprarlo en un futuro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado Ángel. La verdad es que es un reloj más que interesante. Gracias por comentar.

      Eliminar
    2. Me lo he comprado, aquí la foto:
      https://photos.app.goo.gl/GvMFs7CzoCRs4D4J7

      Eliminar
    3. Enhorabuena, qué tal las sensaciones?

      Eliminar
    4. Me gusta mucho, más que el comparado Seiko Presage Cocktail Mockingbird SRPD3 (yo tengo el azul BlueMoon), aunque para mi no se parecen en nada. La correa me gusta, pero el cierre me queda descentrado, pues mi muñeca es de 19,5 cm, o centro el cierre o el reloj. El fallo es que la parte corta de la correa es muy pequeña para mi. :(

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

CREPAS MAGNUM OPUS.

MECA-QUARTZ WATCHES. LOS HIBRIDOS DESCONOCIDOS.

OMEGA X SWATCH BIOCERAMIC MOONSWATCH SPEEDMASTER.