MING 18.01.




Ming está en boca de muchos aficionados a la relojería y sobre todo en la de aquellos que valoran las creaciones de las firmas independientes. Digamos que la firma malaya se posiciona dentro del nivel top de las microfirmas. Un terreno que pisan muy pocas compañías y degustan muy pocos aficionados.

Las primeras porque colocar un producto por encima de los tres, cuatro o cinco mil euros es francamente complicado si no te apellidas Breitling, Omega, TAG... Y los segundos porque antes que un Ming entrará en su caja uno de los anteriores (o varios). El caso es que la firma no anda escasa precisamente de compradores...





Para vender relojes en las cifras comentadas, utilizando un calibre cuyo precio de mercado pueden ser ¿200 euros? y que pulula en multitud de micros (bueno, no en tantas en su grado TOP) hay que andar muy espabilado e hilar muy fino en diseño y acabados.

Y también meter mano al movimiento (un ETA 2824-2 TOP) para escalarlo o acercarlo al menos hasta el nivel del resto del reloj. En este caso, la supresión de la rueda del datario y posición intermedia de la corona (entiendo que la del cambio de fecha) y el ajuste en cinco posiciones, tras pasar por las manos de la Division du Temps de la manufactura Schwarz-Etienne. Es decir, que el calibre ha pasado por los talleres de una firma manufactura considerada de alta relojería.





Ming quería un diver en esta ocasión (o algo similar) manteniendo su ya reconocible DNA (sobre todo en la arquitectura de caja y sus peculiares garras) y su nivel de acabados, que realmente es excelente y en este caso no decepciona.

Como no, había que respetar la corriente actual y dejarlo en 40mm de diámetro de caja (que a mí me siguen resultando cortos para un diver), 46 mm lug to lug y unos muy vestibles 12,6mm de altura. Por cierto, el material de la caja es titanio grado 5, y gracias a ello el reloj pesa tan sólo 65 gramos. Vamos, para casi todos los públicos (con una cartera holgada) y casi todas las muñecas.





Desde luego no voy a negar que el diseño es excelente en su minimalismo y limpieza. Es sin duda un reloj extremadamente elegante y hasta polivalente (no hay ningún problema en sumergirlo ya que soporta más de 100 atmósferas de presión) y decididamente actual, además de respetuoso con la línea argumental de los Ming previos.

Como se ve el lumen (Super Luminova X1) rinde de manera sobresaliente y su esquema de aplicación tanto en esfera como en bisel no hace sino acentuar el moderno diseño del reloj. Lo que no tengo tan claro es su utilidad si vamos a utilizar el reloj como herramienta (aunque evidentemente ese no será el destino de ningún 18.01).








Mención aparte se merece el brazalete metálico, también en titanio, cuyo diseño y calidad de factura son espectaculares y aportan muchos enteros al conjunto del reloj. Curiosamente sus end links son curvos pero no van ajustados al contorno de la caja del reloj.

Un buen ejemplo de cómo un brazalete ha de acompañar al resto para que un modelo no descienda un peldaño.





Como se ve el reloj ha estado disponible con acabado DLC de la caja y correa de caucho firmada por Jean Rousseau (actualmente fuera de stock, igual que el modelo con brazalete metálico, aunque la firma espera poder ponerlos a la venta de nuevo el 22 de Agosto).

La demanda debe ser alta, porque incluso se especifica hora en la que estarán disponibles en la página web.





Este es el Ming 18.01. Ahora la cuestión que me gustaría que me respondáis es si se pueden pagar por él 3200 francos suizos (misma cantidad en euros). Un interrogante que yo no he sido capaz de responderme a mí mismo, pero que sí lo han resuelto un buen número de compradores, que agotaron existencias sin despeinarse.



Manteneos seguros, cumplid las normas sanitarias, usad siempre mascarilla en los espacios públicos, respetad la distancia de seguridad y sed escrupulosos en el lavado frecuente de manos. Es por vuestra salud y por la de los demás. 



Comentarios

  1. Es un reloj francamente bonito y bien pensado y construido. Pero para mí el precio de compra es muy excesivo. Me sorprende que se hayan agotado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que van a parar a manos de coleccionistas muchos de ellos, que ven potencial de revalorización en la firma ahora que se encuentra en sus primeros años de andadura. Me recuerda a Nomos, para mí algo más depurada y elegante.

      Eliminar
  2. De ninguna manera debería pasar los 1000€.
    Y más hablando de micro marcas .
    Tenemos a OBRIS MORGAN con su NEVON, o el fantástico BRANCO. El CAICOS, nunca me hizo "tilin".
    O el ZELOS, de los cuales poseo el HELMANS, con caja de bronce.Menuda pieza!!!
    Incluso un cuarzo, de la hoy ya desaparecida AERION inglesa. Una pieza de acabados increíbles, con un Miyota OS20, zafiro, y un embalaje que corta el hipo.
    Y ninguno pasó, en su momento, de los 500€
    Entonces, realmente vale lo que cuesta?
    Creo que basta con mirar que otro reloj puedes comprar con ese dinero, y ya ni te lo piensas.
    Eso, sin contar a lo que llegarías en el mercado de 2ª mano...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todos los que comentas son buenos relojes Marcelo, pero este Ming tampoco lo veo por debajo de los 1000 euros... Sí que es cierto que el calibre no es cuestión baladí, ya que de base se trata de un 2824-2 TOP, probablemente ajustado por la Division du Temps de manera perfecta. La verdad es que los precios de los relojes son terreno deslizante. Puede que este Ming valga lo que piden por él, pero como bien dices, ¿quién no se plantearía otro buen número de opciones en ese rango de precios?

      Eliminar
    2. Si, también tienes razón.
      Peeero (siempre los hay) hice un ejercicio práctico.
      Volví a leer el artículo, eliminando marcas y nombres.
      Y creo que encuentro válido, todo lo dicho, para más de un reloj.
      Y todos por menos de 4 cifras.
      O si no otro ejemplo, hace unos meses vendí de mi colección, un SEIKO PANDA, por supuesto, todo original, menos el armis, le monte una de piel que potenciaba la belleza del reloj. Y para que saliera rápido, lo valoré en 900€. Voló.
      No se si dentro de 50 años será el caso del Ming. Pero lo que es hoy, no, no encuentro justificación.
      3200? Menuda lista de verdaderos monstruos, haría con ese dinero.
      Pero el MING...como no sea un jarrón, no le encuentro argumentos.
      El movimiento? es en su gama, como el 7Sxx en la suya, excelentes fiables, y si se los ajusta? Joyas
      Un placer
      Gracias por tu tiempo!!

      Eliminar
  3. Escandaloso lo que viene pasando con los precios desde hace poquitos años, cuando un ETASA costaba 500€: hoy estan al doble!!! Tan poco se fian del futuro (jovenes solo con movil y sin reloj, applewatch por doquier) que quieren arrasar el mercado hasta que dure? Abusivo y poco serio, me da igual la marca. Solo Glycine o Aristo se mantienen en parámetros honestos.
    Saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

RELOJES QUE LUCEN COMO ANTORCHAS

SEIKO 6139-6002. EL PRIMER CRONÓGRAFO AUTOMÁTICO EN EL ESPACIO.

ORIENT KAMASU.