SOLO CUATRO RELOJES SIN (APENAS) CAER EN LOS TÓPICOS...



Pienso que escribir un post acerca de qué cuatro modelos servirían para atender la necesidad de vestir un reloj en casi todos los escenarios posibles es un ejercicio estéril. En primer lugar porque depende sustancialmente del estilo de vida, la profesión y ante todo, de los gustos personales.

Pero también es cierto que proliferan los aficionados que cada vez se encuentran más saturados por la ingente cantidad de novedades y atesoran paso a paso cantidades poco razonables de relojes. Es muy difícil resistir la tentación. Así que he querido proponer cuatro modelos que puedan abarcar, en conjunto, casi todas los escenarios más habituales.





Mi propósito inicial era realizar una selección evitando, en la medida de lo posible, las opciones más tópicas (por poner un ejemplo Speedmaster, Submariner, Fifty Fathoms, Cartier Santos, JLC Reverso...) abarcando cuatro necesidades diferentes: un reloj para el día a día, un reloj "dress", un diver y un GADA ("go anywhere, do anything", el reloj comodín)

Como imagináis, las combinaciones son casi infinitas, en todos los rangos de precio, mecánicos, cuarzos, firmas independientes, alta relojería... ¿Sería posible hacer un mix?


Un diver...

Seleccionar un diver, uno sólo, de entre la enorme oferta existente es arriesgado. Ha de ser un modelo indiscutible, técnicamente solvente, estéticamente equilibrado, hasta cierto punto asequible... Opciones inmediatas hubieran sido el Rolex Submariner o el Blancpain FF pero ambos se mueven en precios desorbitados, para mí difíciles de justificar.





Así que mi propuesta sería el Seiko SLA021J1, la última iteración (aunque no oficial) de Marinemaster 300m. Es un diver, con estética de diver, con capacidad técnica de diver, que representa perfectamente el imponente legado histórico en lo que se refiere a este tipo de relojes por parte de la firma nipona.








Es difícil señalar de manera resumida sus bondades. Certificación de reloj de buceo, calibre 8L35B (manufacturado en la misma factoría donde se fabrican los Grand Seiko), el increíble acabado mediante pulido Zaratsu de su caja monobloque y su legibilidad en cualquier circunstancia gracias al pigmento Lumibrite... Lo tiene casi todo y a un precio hasta cierto punto asequible, o por lo menos no disparado (precio de tarifa oficial de 3400 euros, se puede obtener por bastante menos...).


Un reloj para el día a dia ("daily beater")...


Podría ser perfectamente un Seiko SKX007, o un Hamilton Khaki Field. Pero puestos a atesorar una minicolección en la que al menos alguno de los relojes aporte cierto sentido histórico, técnico y estético, creo que el Omega Speedmaster Moonwatch cumple con nota...





Hay actualmente a la venta varias docenas de versiones distintas del Speedmaster (y si ampliamos al mercado vintage las posibilidades son inabarcables) pero creo que a la hora de adquirir un Speedy (y sobre todo si es el primero y único) la opción inevitable es el Moonwatch. 

Una sola precisión. Quien sea un aficionado purista dará preponderancia y valor a la mayor proximidad de su Speedmaster con aquel que el 20 de Julio de 1969 vistió Aldrin en la superficie lunar. De la colección actual, lo más cercano es el Moonwatch con cristal Hesalite (pero tened en cuenta que, realmente, nada de lo disponible en la colección actual es exactamente idéntico a aquel reloj, ya que para empezar el calibre del Moonwatch actual es una evolución del 321 que pisó la luna).





Por contra, aquel que quiera un Speedmaster para uso intensivo en el día a día, ha de considerar el Moonwatch con cristal zafiro (también conocido como "sapphire sandwich"), que sin duda va a mantener mucho mejor el aspecto del reloj (aunque esto es también discutible, ya que hay quien considera que el Hesalite es muy sencillo de pulir para eliminar las seguras marcas que irá acumulando el cristal plástico). Sea como sea, un Speedmaster es imprescindible en cualquier colección, y es mi única concesión a los tópicos, en esta selección.



Un GADA ("go anywhere, do anything")...


Es decir, un reloj para vestir a diario, sumergirse en la piscina, jugar un partido de lo que sea, asistir a una reunión de trabajo o a una entrevista... No excesivamente voluminoso (alrededor de 40 mm de diámetro de caja, no más de 12 mm de altura), resistente al menos 10 bar, buena legibilidad (preferiblemente esferas en tonos oscuros o claros en todo caso con buen contraste del juego de agujas), mejor con numerales no arábicos y compatible con brazalete metálico u otras opciones (piel, NATOS...).
Reconozco que había muchas opciones. Omega AquaTerra (pero no quería repetir firma), Rolex Explorer (quizás mi opción preferida), Bremont Airco y otros muchos... pero quería cubrir otro flanco, y era el de incorporar un reloj no mecánico.





Creo que el Citizen Chronomaster AQ 4020-54Y me soluciona la papeleta muy bien. Clásico y deportivo a un tiempo, con una caja de 39 mm de diámetro. Sumergible hasta 10 atmósferas, excelente legibilidad en una esfera limpia y con un fechador muy bien integrado y con calibre ecodrive, de carga solar, con una desviación inferior a 5 segundos al año, y por tanto unas cinco veces más preciso que las exigencias del COSC para relojes de cuarzo.





El material de la caja (supertitanio, denominado por la firma Duratect) ofrece una dureza en la escala de Vickers de 1000-1200 HV, mucho más resistente al rayado que el acero convencional. Para un reloj que va a sumergirse o acompañar a su dueño en actividades deportivas, constituye una ventaja, porque permitirá mantener un mejor aspecto del reloj. 


Un reloj "dress"...


De nuevo infinidad de opciones... Los códigos de un "dress" watch son bastante estrictos. Por lo general, menos de 40 mm de diámetro. Mecánico (carga manual, preferiblemente). Sin fechador, sin petit seconds (aunque pudiera admitirse). Numerales romanos o simples marcadores no arábicos. 





El Nomos Zurich cumple algunas de las premisas, pero ante todo resulta ser un reloj "dress" no excesivamente vintage. Incorpora líneas y trazos mucho más modernos y creo que puede considerarse como un muy buen reloj de vestir actual.








Caja de 39,8 mm de diámetro, calibre manufactura Epsilon con 43 horas de reserva de marcha visible a través de la tapa posterior. El reloj es escasamente sumergible (3 atm) como buen dress watch. Y ante todo, es manufacturado por una firma independiente que cada vez tiene mejor consideración entre "connoiseurs" de la relojería. El precio de tarifa es 3040 euros.



Ahora sólo falta que propongáis vuestra selección de cuatro relojes...





Como siempre, os recuerdo que si Tiempo Dinámico os resulta de ayuda, sólo tenéis que suscribios al blog para recibir aviso inmediato de la publicación de cada nueva entrada.

Comentarios

Entradas populares

RELOJES QUE LUCEN COMO ANTORCHAS

SEIKO 6139-6002. EL PRIMER CRONÓGRAFO AUTOMÁTICO EN EL ESPACIO.

ORIENT KAMASU.