LONGINES ULTRA CHRON 2022

 

Es noticia, sin duda, que Longines, una firma de enorme tradición, lance al mercado un nuevo diver. Recurre para ello, como no, a su fondo de armario. Nada novedoso hasta aquí, algo que se está convirtiendo en el pan nuestro de cada día entre las compañías relojeras, estén o no bajo el paraguas de algún gran conglomerado.

Claro que eso lo podrían dejar para las microfirmas, y dedicarse a discurrir un poco más, innovar y poner un poco más de pasión en sus diseños. Tienen los recursos y el talento para hacerlo, pero no la pasión. Priman los resultados comerciales. A pesar de todo, este que os traigo hoy es, técnicamente, un grandísimo reloj... aunque a mí me deje frío.




Lo novedoso no está aquí en el diseño, ya que se calca (con ligeras modificaciones en el tamaño y forma de la caja) un modelo previo de la firma, de 1968, sino en el calibre: Longines recupera en su catálogo la alta frecuencia, los calibres hi beat.

En cualquier reloj mecánico, el volante del calibre activa el áncora en su camino de ida y de vuelta. Lo puede hacer a frecuencias diversas: las más habituales son 3 Hz (o 21.600 semioscilaciones o alternancias cada hora) y 4 Hz (28.800 alternancias). A 3 Hz la aguja segundera da seis pequeños pasos cada segundo; a 4 Hz, 8 pasos... 



Los calibres de alta frecuencia, o hi beat, tienen un volante que oscila a mayor frecuencia, 5 Hz, lo que equivale a 36.000 alternancias, que transmitidas por el áncora a la aguja segundera, a través del escape, hacen que aquella dé, cada segundo, 10 pequeños pasos. Su trote, por tanto, es mucho más homogéneo.

Pero además, los calibres de alta frecuencia, por lo general son más precisos (no precisamente por la alta frecuencia "bruta" sino más bien porque ante golpes o cambios de posición, su órgano regulador recupera una frecuencia estable mucho más rápido). A cambio, este tipo de calibres pagan un peaje (al menos tradicionalmente) de mayor desgaste de sus elementos y de menor reserva de marcha.




De regreso al nuevo Ultra Chron. Longines lo dota con un calibre cuya referencia es L836.6, a 5 Hz, 52 horas de reserva de marcha, con espiral de silicio y certificado no por COSC, sino por una firma independiente (Timelab) bajo las especificaciones ISO 3159:2009, mucho más exigentes. El resultado para el cliente es que este reloj no debe desviarse más de dos segundos al día, 1 minuto cada mes, esté quieto o en muñeca, a menos 8ºC o a más 38ºC de temperatura...

Un calibre fabuloso, qué duda cabe. ¿Comparable a los 9S de Seiko? Pues la verdad, no lo sé. Lo que sí se es que se trata de hi beats a mejor precio (aunque seguramente la calidad de acabados de GS es mayor).




Ahora bien, el segundo apartado, valorada la técnica, es la estética. Y en este aspecto (y a falta de tenerlo en la mano, que lo haré) ahora mismo a mí el reloj me trasmite poco. Con su brazalete metálico, muy poco. Eso sí, aquí entramos en el terreno de los estrictos gustos personales.

No puedo argumentar que no respete el legado de los Ultra Chron del pasado, ciertamente (aunque como relojes diver mi gusto estético iría más por los Longines Ultronic) pero...




En fin, creo que le voy a dar un margen. En realidad, me da la impresión de que lo malogra ese brazalete (del que tampoco puedo tener queja desde el punto de vista histórico, es verdad) pero los end links separados de la caja me matan, y el propio diseño de sus eslabones también.

Con una NATO o con correa de piel a la americana me convence, estéticamente, muchísimo más. Admite también, y perfectamente, una tropic o una sailcloth (es lo que yo le pondría, sin duda, con pespunte rojo... una Artem por ejemplo).



 

Por completar los datos técnicos, el reloj es sumergible hasta 30 atmósferas de presión y su caja se va a los 43 mm de diámetro. Cristal zafiro de gran curvatura, insert de bisel zafiro (parece) y tapa ciega posterior (afortunadamente).




Como siempre, y para cerrar la entrada, los precios. Con brazalete, 3.560 euros, con correa de piel, 3.360 euros. Inteligente: un hi beat unos dos mil euros más barato que la competencia (Grand Seiko) y sin pisar terreno de Omega...



https://www.longines.com/es/relojes/sport/diving/longines-ultra-chron




Comentarios

Entradas populares

CREPAS MAGNUM OPUS.

MECA-QUARTZ WATCHES. LOS HIBRIDOS DESCONOCIDOS.

OMEGA X SWATCH BIOCERAMIC MOONSWATCH SPEEDMASTER.